920 30 48 27 - 920 21 65 96

Posts on Jan 1970

Publicación de Instagram Cita de la Bondad Minimalista Rosa

Leer más
gold coins and house
Entre un 6% y un 8% de los jóvenes con bajos ingresos que viven de alquiler en España podrán beneficiarse de la ayuda de 250 euros anunciada por el Gobierno

El pasado martes, tras el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para dar luz verde al proyecto del Gobierno para los Presupuestos Generales del Estado para 2022 y para ultimar la regulación del alquiler dentro de la futura ley de Vivienda, el Ejecutivo anunció además la puesta en marcha de un bono de 250 euros mensuales para facilitar el acceso de los jóvenes a una vivienda en alquiler.

Tal y como adelantó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta ayuda se concretará en un bono de 250 euros al mes durante un máximo de 2 años para jóvenes de entre 18 y 35 años que cuenten con ingresos y rentas del trabajo que no superen los 23.725,8 euros al mes, una cantidad que equivale al triple del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), que es la referencia para la concesión de la mayoría de ayudas sociales.

Esta ayuda al alquiler joven contará con una dotación presupuestaria de 200 millones de euros, lo que supondrá, según reconoció este miércoles la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, que se beneficiarán de este bono entre 40.000 y 50.000 jóvenes, según El País, que destaca que esta cifra está lejos de los 600.000 menores de 35 años que viven de alquiler y cuentan con ingresos bajos que reflejan las cifras del Instituto Nacional de Estadística.

Esa cifra supone que solo podrán acogerse a esta ayuda entre un 6,6% y un 8,3% de los jóvenes que entran dentro de los criterios anunciados por Pedro Sánchez, lo que reducirá el impacto presupuestario de esta medida, según el diario del grupo Prisa, que señala que estas previsiones del Ejecutivo dan a entender que habrá más requisitos de los inicialmente anunciados con el fin de no recibir un número inabarcable de peticiones de ayuda.

Acortar el alcance del bono joven para el alquiler supondrá además dejar fuera de esta ayuda a la mayoría de posibles beneficiarios, dado que las cifras de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE desvelan que cerca de 1,74 millones de menores de 35 años suponen la principal fuente de ingresos de su hogar, de los que 1,28 millones tiene ingresos por debajo del umbral marcado por el Gobierno y casi 590.000 viven en régimen de alquiler.

Además, el objetivo de beneficiarios del bono joven anunciado por el Ejecutivo está muy lejos del volumen de ayudas que repartió entre 2008 y 2011 la renta básica de emancipación que aprobó el Ministerio de Vivienda durante el último Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero para paliar el impacto de la anterior recesión y con la que se ofrecían 210 euros al mes a jóvenes de entre 22 y 30 años con ingresos inferiores a 22.000 euros al año.

Cada vez más jóvenes viven con sus padres en España: más de la mitad entre 25 y 29 años

En concreto, la renta básica de emancipación alcanzó los 167.000 beneficiarios en su primer año de vigencia y 320.000 en el segundo, lo que contrasta con los entre 40.000 y 50.000 jóvenes a los que el Ejecutivo prevé conceder el bono de alquiler de 250 euros, según El País, que destaca que el Ministerio de Transportes asegura que el impacto de esta ayuda también dependerá de los acuerdos con las comunidades autónomas.

No obstante, este bono no ha suscitado el respaldo unánime del Gobierno de coalición y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha criticado que esta ayuda podría acabar significando una subida equivalente de los precios del alquiler, como sucedió con la renta básica de emancipación aprobada hace 14 años, por lo que ha pedido medidas que combatan la especulación inmobiliaria.
Publicación de https://www.businessinsider.es/8-jovenes-recibira-ayuda-alquiler-anuncio-gobierno-944179

Leer más
alquiler
La rentabilidad de la inversión en vivienda suaviza su caída y se sitúa en el 7%

Según fuente idealista news.
La rentabilidad bruta de la compra de una vivienda para ponerla en el mercado del alquiler ha bajado durante el último año hasta el 7%. En el tercer trimestre de 2020, el retorno que ofrecía se situaba en el 7,9%. Según el estudio realizado por idealista, el principal marketplace inmobiliario del sur de Europa, la rentabilidad obtenida multiplica por 15, en el peor de los casos, las tasas que ofrecen los Bonos del Estado a 10 años (0,4%).

Según este estudio, que relaciona los precios de venta y alquiler de distintos productos inmobiliarios para calcular su rentabilidad bruta, las oficinas se mantienen como la inversión inmobiliaria más rentable. Comprar una oficina en España para alquilarla ofrece una rentabilidad bruta del 11,4%, frente al 11,2% que daba hace 12 meses. Los locales ofrecen un rendimiento del 9,4% (9,3% hace un año) y en el caso de los garajes se sitúa en el 6,3%, inferior al 8,4% de septiembre de 2020.

Rentabilidad de la vivienda
Entre las capitales españolas, Murcia es la que resulta más rentable, con un 8,3%. Le siguen Lleida (7,9%), Huelva (7,4%), Santa Cruz de Tenerife (6,9%) y Almería (6,8%). Sin embargo, las rentabilidades más bajas de España son las que obtienen los propietarios de viviendas en alquiler en San Sebastián (3,6%), Palma (4,4%), A Coruña (4,5%) y Barcelona (4,5%). En Madrid la rentabilidad bruta se sitúa en el 4,8%.

Rentabilidad de los locales comerciales
Los locales son el producto que mayor rentabilidad tiene en casi todas las capitales. El mayor retorno se obtiene en Lugo (13,3%). Le siguen las rentabilidades de Huelva (10,7%), Ávila (10,3%), Oviedo (10,3%), Tarragona (10%), Zaragoza, Burgos y Huesca (9,9% en los tres casos). En Barcelona y Madrid la tasa se sitúa en el 8,3% y 7,9%, respectivamente.

A Coruña y Albacete son las capitales donde la rentabilidad de los locales es menor (7% en ambos mercados), seguidas Teruel (7,1%), Jaén (7,4%), Palencia y Segovia (7,8% en los dos casos).

Rentabilidad de las oficinas
Las oficinas de Sevilla presentan el retorno más jugoso entre las capitales, con un 14,1% de rentabilidad bruta. Le siguen Toledo (10,1%), Huelva (8,9%), Zaragoza (8,4%) y Almería (8,2%). En Madrid la rentabilidad baja hasta el 7% y en Barcelona hasta el 6,2%.

En el lado opuesto encontramos las rentabilidades de A Coruña (5,8%), Bilbao y Valencia (6,1% en ambos casos). El mercado de oficinas no es tan uniforme como el de otros productos, por lo que resulta imposible obtener datos estadísticos de casi la mitad de las capitales españolas.

Rentabilidad de los garajes
Los garajes son, en contraposición, el producto menos rentable para el inversor en muchas capitales. La mayor rentabilidad se obtiene en Ávila (9,2%), seguida por Murcia (8,5%) y Castellón (8,5%). En Barcelona la tasa de retorno se sitúa en el 6,3%, mientras que en Madrid baja hasta el 4,8%.

La capital con los garajes menos rentables es Salamanca, con un 2,4%, seguida por Granada (3,1%), Ourense (3,2%), Lugo (3,3%), Santander (3,3%) y Palencia (3,6%).

Leer más