920 25 65 21 - 920 30 48 27

Las razones por las que la firma de hipotecas registra un buen arranque de año a pesar del covid-19

La llegada del coronavirus ha sido la gran sorpresa negativa de 2020. La llegada de la crisis sanitaria y los meses del confinamiento para frenar su expansión han puesto del revés la economía, el mercado laboral y el sector inmobiliario.

Las compraventas de viviendas registraron en abril su mayor caída de la historia, según los notarios, mientras que el número de hipotecas inscritas en el Registro de la Propiedad bajó más de un 18% interanual, con 23.840 operaciones. Con este descenso, el balance de los cuatro primeros meses del año ha entrado en números rojos: entre enero y abril se han formalizado 125.586 préstamos para la compra de vivienda, un 2,1% menos que el año pasado. Es la primera caída en este periodo en seis años.

Sin embargo, también hay una lectura más tranquilizadora: el volumen de hipotecas registradas en este primer tercio del ejercicio es el tercero más alto de la última década, solo superada por el de 2019 (128.229) y por el de 2011 (173.659). Además, prácticamente duplica al de los peores ejercicios tras el estallido de la burbuja inmobiliaria: en 2014, por ejemplo, se formalizaron menos de 66.000 préstamos hasta abril.

¿Y cómo es posible que en pleno estado de alarma por el covid-19 la cifra sea tan elevada? Para empezar, porque no podemos olvidar que el INE se nutre de los datos del Registro de la Propiedad, y que normalmente pasan varias semanas entre que el préstamo se firma ante notario y se inscribe en el registro. Así, en los datos de abril se están contabilizando las hipotecas firmadas en su mayoría entre febrero y marzo.

Como recuerda Juan Villén, responsable de idealista/hipotecas, “el arranque de año tiene dos partes, los primeros meses, con un crecimiento fuerte, y la de abril, con una fuerte caída que aún no refleja totalmente el parón del confinamiento, por lo que esperamos que los datos de mayo y junio sean malos, y el acumulado del primer semestre no sea tan positivo como el de estos cuatro meses”.

Lo mismo sostiene Santos González, presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), quien insiste en que “los datos de los notarios reflejan de forma más cercana el momento del mercado y ya adelantaron una caída de más del 50% en abril”. En su opinión, «en los próximos meses veremos un cruce de tendencias porque las estadísticas muestran ciclos temporales distintos y, mientras las hipotecas que se firman ante notario empezarán a remontar el vuelo pronto, impulsadas por el inicio del desconfinamiento y la vuelta de la demanda, en el caso de los préstamos inscritos en el registro veremos unos datos peores que hasta ahora”.

De hecho, Villén asegura que en junio “estamos viendo una recuperación fuerte de firmas de hipotecas que se habían quedado paradas, así como incremento en la demanda de nuevas hipotecas, por lo que, si no hay sorpresas negativas en la segunda parte del año, se debería recuperar una gran parte del terreno perdido en estos meses”.

La clave de todo estará en cómo se comporte la demanda y cómo influya el momento de incertidumbre actual (en términos económicos, laborales, fiscales e incluso sobre el precio de la vivienda) en quienes estén buscando financiación bancaria para la compra de una casa. De momento, las previsiones del Banco de España no descartan que la tasa de paro alcance el 20% y que la economía se desplome a un ritmo de dos dígitos. Un pronóstico que coincide con el de muchos analistas y con el de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

“Hasta después de verano no podremos comprobar cómo se está comportando la demanda, si el impacto de la crisis del covid-19 va a ser brutal o si va a ser asumible. Ahora mismo nos encontramos en la tormenta perfecta y habrá una rotura del mercado, pero todavía no podemos saber si va a ser puntual”, concluye el presidente de la Asociación Hipotecaria Española.

 

Fuente idealista news:

https://www.idealista.com/news/finanzas/hipotecas/2020/06/29/784397-las-razones-por-las-que-la-firma-de-hipotecas-registra-un-buen-arranque-de-ano-a-pesar